TESTIMONIOS

 

Destinamos una sección para difundir las cartas que nos hacen llegar.
Cuando la muerte entra en nuestra casa sin pedir permiso y nos lleva lo más amado, ser con el que compartimos tantos momentos de alegría, que llenó nuestra casa con su presencia, eso que llamamos vida ya no lo es. Hoy esa vida se convirtió en un camino de mucho dolor, dificil de seguir y a partir de ese momento debemos bscar un lugar de descanso para el ser amado que ya no estará en casa. Y debemos buscar el lugar que apartir de ese momento pasa a ser nuestra segunda casa, y la casa definitiva del ser amado que ya no está.

En ese momento debemos pensar en qué lugar pondremos al que partió a la casa del Padre. Lugar donde nos toca llegar en su cumpleaños, día de la madre, Navidad o cuando el dolor nos asalta. Lugar donde vamos a visitarlo para contarle como es la vida sin él.

En ese trámite de despedida yo encontré gente, que si bien es cierto, es su actividad empresarial, yo no me sentí clienta ya que la calidad humana y el entendimiento que pusieron en evidencia me hicieron sentir que dejaba a mi hijo en lugar de mucha paz, un lugar donde mis ojos veían flores, ciudado, antención y mucho respeto por parte toda la gente que trabaja en Parque de Descanso que es donde reposan sus restos. Por eso me veo en la obligación de agradecer a todos ellos, especialmente a Vanya Agostinelli y Susana Celeste, personas que se han constituido en un gran soporte de mi vida, dentro y fuera del Cementerio Parque de Descanso.

Los que vamos con frecuencia al Parque de Descanso podemos ver el cuidado que le dan a cada rincón donde descansan nuestros seres amados; las misas del dia domingo donde el Coro nos llena el alma con canciones y con el respeto y profesionalidad que lo realizan y al padre Alberto que lo tuvimos por mucho tiempo, cómo nos reconforta en el duelo con palabras justas y acertadas.

Por eso, para toda la familia del Parque de Descanso, gracias por siempre y asi como yo, hay mucha gente que lo manifiesta.
Gracias por estar, y en la forma que lo hacen, acompañandonos. 
Sra. Norma Lopez, Agradecimiento